Decorar respetando el medio ambiente

Una de las más grande polémicas en torno al tema de las flores a domicilio es con respecto al daño que puede hacer esta práctica al medio ambiente. Existen posiciones muy bien argumentadas desde ambos bandos, por eso yo he decidido quedarme con lo que cada una tiene de razón. Toda práctica indiscriminada puede tener daños colaterales.

Eso puedo ocurrir, por supuesto, si el cultivo de flores se realiza sin pensar en las consecuencias y sin tomar en cuenta las épocas del año y el periodo de fertilidad. Pero si se hace con fundamento y con una buena base científica, entonces no hay ningún problema.

Esta floristería que os recomiendo es una de las que se preocupa por el desarrollo sostenible. De ahí que podamos confiar en que sus servicios no constituyen un atropello a la naturaleza. Sería muy triste tener que renunciar a la belleza de ofrecer un hermoso regalo como este. Pero es obvio que hay que hacerlo con moderación.

Regalar flores sigue siendo una delicadeza que los tiempos que corren no han podido mitigar. Lo mismo para los momentos románticos que para celebrar acontecimientos, las flores son el regalo ideal. Y no importa si el receptor es un hombre o una mujer.